sábado, 27 de septiembre de 2008

Por las marismas de Doñana

Que os puedo contar de Doñana que un buen aficionado
a las aves y a la naturaleza no conozca de esta maravillosa reserva patrimonio de la humanidad. Yo suelo visitarla dos veces al año con mi familia, en la primavera tardía y en la invernada. Y es que Doñana hay que disfrutarla con los cinco sentidos, a mi no se me olvida esos miles de ansares comunes surcando el cielo marismeño, o ese vuelo multicolor de los flamencos comunes, o el bello rostro de una lechuza campestre posada en un poste de Entremuros, o el colorido en primavera de las jaras y las manzanillas de agua, o el gorgojeante canto en el carrizal del carricero tordal, y asi miles de situaciones y vivencias que se hacen dificil de olvidar.

Como comenté al principio suelo visitar el Parque en la invernada y en la primavera mas bien tardia donde suelo recorrer el camino de Entremuros hacia el centro de visitantes de J. Antonio Valverde, alli en el mes de Mayo suelen concentrarse en sus cuarteles de cria cientos de garzas imperiales(foto 2), avetorillos, garcillas cangrejeras, moritos comunes, calamones, fumareles comunes, cariblancos, etc. Tambien en las numerosas marismas y charcas he podido disfrutar de unos espectaculares combatientes en plumaje nupcial, archibebes oscuros, archibebes claros, correlimos zarapitines, andarrios bastardos, asi como en los bordes y llanos de las mismas canasteras, terreras marismeñas, comunes, aguiluchos cenizos, aguiluchos laguneros,etc.
Otro punto que visito en primavera es la marisma del Rocio donde se pueden disfrutar de cientos de especies como por ejemplo espatulas(foto 1), agujas colinegras, colipintas, patos colorados, cucharas comunes, anades frisos, etc.
En la invernada es cuando el Parque adquiere una mayor población de especies
sobre todo en anatidas, dandose grandes concentraciones de ansares comunes asi como algunos años se suelen ver algun ansar careto como este año que pude observar,asi como ansar piquicorto, chico, campestre, otras anatidas como anades rabudos, cercetas comunes, porrones comunes, avefrias, tambien invernan algunos paseriformes interesantes como el pechiazul y el escribano palustre, asi como otras especies como algunos ejemplares de chorlitos carambolos, dorados, gangas ibericas, esmerejones asi como la rapaz residente mas destacada, el aguila imperial.
De todas mis visitas a Doñana es en el pasado invierno y primavera cuando he gozado mas de este paraiso natural con la observación consecutiva de un avetoro(Botarus stellaris)(foto3),preciosa ave que es muy dificil su observación debido a sus habitos y su plumaje mimetico.
En resumen podría escribir lineas y lineas de momentos ornitologicos en este majestuoso enclave pero lo escribiremos en otros capitulos.



1 comentario:

Jose A. Sencianes dijo...

que bien te lo pasas en el coto ehh!!! Y yo que me alegro.. a ver si podemos compartir otra cerveza este otoño o en el invierno. Abrazos